VUI (Voice User Interface), una nueva generación UX

Aún queda mucho por aprender y mejorar en este modelo de interacción entre dispositivos de voz y personas.

VUI (Voice User Interface), una nueva generación UX

1024 683 Diana Zaragoza

Si bien en 2018 asistimos al asentamiento y normalización de los dispositivos que funcionan por voz. Los asistentes digitales, presentes en altavoces inteligentes y en smartphones han pasado de ser una tendencia, a un producto útil y usado, una realidad para un creciente número de personas en este 2019.

Dispositivos de control por voz, como Apple HomePod, Google Home y Amazon Echo, están irrumpiendo en el mercado con cada vez más usuarios. Deloitte Global predice un crecimiento del 63% en la industria de altavoces durante 2019, lo que significa que son los dispositivos conectados que más rápido crecen.

apple homepod, amazon echo, google home

¿Qué son las interfaces de voz?

Las interfaces de usuario de voz (VUI – en inglés Voice User Interface) permiten al usuario interactuar con un sistema mediante comandos de voz. Los asistentes virtuales, como Alexa, el Asistente de Google y Siri, son ejemplos de VUI. Interfaces que se pueden aplicar de manera general para complementar las pantallas y transformar las interacciones digitales actuales.

Una de las grandes ventajas de las interfaces de voz es que permiten ejecutar tareas sin necesidad de utilizar las manos o prestar atención visual, lo que facilita y posibilita la interacción en distintos contextos en los que el usuario no puede acceder y manipular su dispositivo, como reproducir una canción concreta cuando se va en el coche. También pueden ser un complemento que ayuda a cubrir las necesidades que no pueden cubrir interfaces gráficas.

Los avances en el reconocimiento de voz, el machine learning y las nuevas calidades de los micrófonos hacen posible que empecemos a ver interfaces que pueden comprender y adaptarse a la estructura de conversación humana. Las marcas dotan a las interfaces de personalidad, lo que facilita la creación de relaciones con los usuarios, generando confianza y una mejor reacción cuando se producen errores, lo que repercute en una mejora de la satisfacción y usabilidad.

Una nueva generación UX

Comenta Nielsen en su último Keynote que en cada generación de UI se dan dos pasos hacia adelante y uno hacia atrás. Como ya ha ocurrido con otras tecnologías emergentes en la historia de la experiencia de usuario, se centran los esfuerzos en explotar las posibilidades de la nueva tecnología y se pierde el foco en el usuario. Actualmente las interfaces de voz obligan al usuario a adaptarse al lenguaje de esta nueva tecnología (utilizando comandos preestablecidos), cuando ideológicamente, el gran objetivo del diseño de experiencias centradas en el usuario es que la tecnología se adapte a la persona.

Cuando se trata de interfaces de voz la expectativa de interacción del usuario es la de entablar una conversación más que usar tecnología. De forma instintiva asociamos la voz con la comunicación con otras personas.

Dentro del ámbito conversacional también juega un papel indispensable el contexto, para interpretar lo transmitido. Una gran cantidad de información no está naturalmente contenida en el discurso hablado de las personas. Nos servimos de nuestro conocimiento del contexto para dar un significado compartido cuando nos comunicamos. Los asistentes de voz tienen que ser capaces de interpretar los comandos recibidos y envolverlos con la información de la situación de la persona para poder garantizar una respuesta adecuada en gran parte de las situaciones, lo que añade una complejidad aún mayor al desarrollo de los asistentes.

Según un reciente estudio publicado por NNGroup, existe actualmente una considerable brecha entre las tareas que los usuarios necesitan hacer (41%), las que realmente hacen (7%) y las que son posibles de hacer a través de los asistentes inteligentes del mercado (34%). El espacio entre las tareas que hacen y las que ya son posibles de hacer a través de los asistentes, es la gran oportunidad de mejora que debe aportar la experiencia de usuario para garantizar la eficiencia.

Las brechas entre lo que se ha hecho hoy con los asistentes inteligentes actuales, lo que es factible y lo que se necesita

El gap entre lo que se ha hecho hoy con los asistentes inteligentes actuales, lo que es factible y lo que se necesita. Fuente: NNGroup

Crear una dinámica social entre usuario y servicio a través de la empatía y el contexto conversacional, una relación inclusiva, bidireccional que genere confianza, una interacción más humana.

 

¿Podemos ayudarte?

Conocemos las posibilidades del diseño actual para interfaces de usuario de voz

2 comentarios

    Dejar una Respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.